Servicios Ambientales

Servicios Ambientales

A pesar de todos los logros alcanzados en el desarrollo humano en los últimos dos siglos, todavía dependemos del medio ambiente que nos proporcione los servicios necesarios.

Estos servicios necesarios se conocen como servicios ambientales o servicios de los ecosistemas, ya que son procesos que ocurren en la naturaleza y que los seres humanos se benefician de ellos.

A pesar de que los diversos servicios ambientales han sido objeto de debate durante las últimas décadas, las definiciones formales de estos servicios fueron popularizados por las Naciones Unidas en el Millennium Ecosystem Assessment (MA) de 2004.

El MA propone a los servicios ambientales agrupados en cuatro categorías principales: (1) aprovisionamiento, (2) de regulación, (3) apoyar y cultural (4).

Aunque cada categoría se puede estudiar de forma independiente, es importante tener en cuenta también cómo cada categoría está interrelacionada.

Aprovisionamiento se refiere a la oferta de recursos para el consumo humano o su utilización.

Esto incluye el suministro de recursos de agua dulce, las reservas de alimentos, minerales, energía (por ejemplo, la energía hidroeléctrica o geotérmica).

La regulación, etc se refiere a los procesos naturales que regulan beneficiosamente la biosfera y garantizan el equilibrio en los ecosistemas.

Esto incluiría la regulación del clima (como se explica en el capítulo 2.5.3), la filtración natural del agua, y controlar las enfermedades.

El apoyo se refiere a la prestación de servicios que hacen a todos los otros servicios ambientales posibles.

Esto incluye la formación del suelo, ciclos de nutrientes y la polinización de los cultivos.

Finalmente cultural se refiere a los beneficios que ofrece el medio natural para el desarrollo humano cognitivo y espiritual.

Es quizás menos tangibles que los otros tres servicios, pero tambien incluye actividades recreativas (como el montañismo, kayak, etc) y las conexiones espirituales.

Sin embargo, el desarrollo humano en los últimos 200 años ha asumido con frecuencia los servicios ambientales como supuestos, y como resultado, algunos de los servicios ambientales no son tan efectivos como lo fueron en algunos lugares o tiempos.

A pesar de los avances logrados en el desarrollo humano, debemos reconocer las limitaciones en el entorno natural, y darnos cuenta de que si se desarrolla fuera de la capacidad de carga de la tierra, estamos poniendo en mucha tensión a los servicios ambientales cruciales.

Un ejemplo de esto es el resultado de las inundaciones de el Huracán Katrina o las intensas olas de calor y tormentas en este de USA ahora en el 2012.

Los diques que se construyeron en el río Mississippi se han diseñado para evitar las inundaciones que se produzcan a lo largo del río.

Sin embargo, algunas inundaciones del río eran necesarias para garantizar que la vegetación de los humedales continue creciendo y proliferando en la zona.

Pero desde que los diques han impedido todas las inundaciones se produzcan, la vegetación de los humedales fue desapareciendo, y cuando el huracán Katrina, el agua fluyó por completo a través de los diques construidos por humanos e inundo a la ciudad, donde causó una enorme devastación y la pérdida de vidas.

Si la vegetación de los humedales permanecieran en la zona se habría reducido significativamente el flujo de agua a la ciudad que absorbió gran parte de ella y que es uno de los servicios ambientales que presta históricamente.

En este caso, los servicios ambientales que se habían degradado hasta el punto de que cuando un desastre natural ocurrió, el entorno natural no pudo mitigar el daño y la destrucción en la ciudad era sin duda mucho más alta dando este resultado.

Por lo tanto, los seres humanos debe ser consciente de cómo su desarrollo afecta al buen funcionamiento de los servicios ambientales y tratar de integrar los servicios ambientales naturales tanto como sea posible cuando se lucha contra las restricciones impuestas por el medio ambiente.

Muchos economistas han sugerido que los servicios ambientales son tan cruciales para la vida que tambien se les conoce como el capital natural.

El capital, como sabemos, por lo general se refiere al valor de un bien particular en el sistema capitalista (el capital financiero, por ejemplo).

Sin embargo, tal como entendemos ahora, el medio ambiente administra los servicios que proporcionan un valor fundamental para el buen funcionamiento del desarrollo humano.

Al referirse a los servicios ambientales como “capital natural” estamos poniendo en su justo valor los procesos naturales.

Muchos dirán que esto nos motiva a proteger mas el medio ambiente y podría dar lugar a prácticas empresariales más sostenibles en el futuro.

Al final, los seres humanos dependen del medio ambiente para el desarrollo, si descuidamos la protección de servicios ambientales en nuestros modelos económicos, estamos allanando el camino para una mayor degradación del medio ambiente y el posible colapso de la civilización.

Saludos y suerte prof lauo soto


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad