Avignon

Avignon

Su verdadero nombre era Wilhelm Apollinaris de Kostrowitzky. Nació en Francia el 26 de agosto de 1880, de origen Polaco, paso su infancia entre Roma, Mónaco (siendo en Mónaco donde estudio) y Paris, fue escritor, y desempeño diferentes empleos, pero en 1900 las dificultades para encontrar empleo le obligaron a colocarse como preceptor de una familia en Alemania durante dos años. A su regreso a París, en 1902, frecuentó los círculos artísticos y literarios de la capital francesa, donde adquirió cierta notoriedad. A su regreso trabajo como contable en la bolsa y como critico para varias revistas, desde las que teorizo en defensa de las nuevas tendencias, como el cubismo de sus amigos Picasso y Braque y el fauvismo de Henri Matisse, con los cuales llego a compartir la vida bohemia de la época y frecuento los círculos artísticos.

Tuvo dos hijos los cuales estudiaron la escuela preparatoria en Cannes y a Niza. En Mónaco, donde Apollinaire curso su carrera literaria, fue alumno interno en el colegio de San Carlos, dirigido por religiosos, donde hizo su primera comunión y recibió la confirmación. En el admirable poema de singular potencia, Zona, de Alcoholes, recuerda esa época de su vida: Muy piadoso vestido de blanco y azul nada amaba tanto como las pompas de la iglesy salía de dormitorio a escondidas para rezar en la capilla.

VER VIDEO DE APOLLINAIRE EN 1914

SABER MAS DE APOLLINAIRE

APOLLINAIRE el abanderado de los poetas modernos (LXX)

SU EDUCACION

De su educación religiosa conservó el poeta un fondo de misticismo, y quizás pueda verse en ella el origen del “gusto por la batalla teológica” que inspira algunos de los originalísimos cuentos del Heresiarca y Cía. El cual era un relato el cual se aproxima a lo que es la ciencia ficción.

Apollinaire escribió sus primeros versos a los trece años. Comenzó firmándolos con el seudónimo de Guillermo Macabro, pero poco después adoptó el que había de inmortalizar.

Ya cursada su carrera, a los 29 años de edad, en el año de 1909 publico su primer libro, el cual titulo El encantador en putrefacción, basado en la leyenda de Merlin y Viviana, al que siguieron una serie de relatos de contenido fabuloso.

Después su vida giro alrededor de la poesía. Escribió 2 libros de poemas los cuales titulo El bestiario o el cortejo de Orfeo (1911) y Alcoholes (1913), estos reflejan la influencia del simbolismo, al mismo tiempo que introducen ya importantes innovaciones formales; ese mismo año apareció el ensayo crítico Los pintores cubistas, defensa encendida del nuevo movimiento como superación del realismo.

También estrenó su obra teatral Las tetas de Tiresias. Drama surrealista, un texto vanguardista y experimental, en la línea del teatro del absurdo, que mezclaba la actualidad (los sucesos de la guerra, la crisis política en Francia) con personajes míticos. En este trabajo es donde Apollinaire utiliza por primera vez la palabra surrealismo, y dijo: “He forjado el adjetivo surrealista, que define bastante bien una tendencia del arte”.

El surrealismo se puede definir como la forma de descubrir la verdad con escrituras automáticas, sin correcciones utilizando imágenes y sin seguir un razonamiento logico.

Al estallar la guerra en 1914, se alisto como voluntario y fue herido de gravedad en la cabeza en 1916, para este año ya tenia escritos sus famosos caligramas, los cuales son poemas escritos de una forma artística, los cuales hizo entre 1913 y 1916, pero le fue imposible publicarlos hasta 1918, por su accidente en la guerra, en este mismo año se le concede la nacionalidad francesa, y también se casa, , y cuando hubiera parecido que mejor le iba en su vida muere a consecuencia de la gripe española, aun estando convaleciente de su accidente en la guerra.

Pero el recuerdo de Apollinaire no muere con el, si no fue dejo sus celebres “Caligramas”, en que la tipografía servía para “dibujar” objetos con el texto mismo del poema, en un intento de aproximarse al cubismo y como expresión del afán vanguardista de romper las distinciones de géneros y artes.

                                                

El caligrama sustituye la linealidad por la simultaneidad y constituye una creación poética visual que une la singularidad del gesto de escribir con la reproductividad de la página impresa. Apollinaire preconiza una renovación formal constante. En fin, la poesía y el arte en general son un medio para el artista de comunicar su experiencia a los demás. Es así como buscando expresar lo que le es particular consigue llegar a lo universal. Apollinaire sueña con formar un movimiento poético global, sin escuelas, el de comienzos del siglo XX, periodo de renovación de las artes y la escritura con el nacimiento del cubismo en la primera década, del futurismo italiano en 1909 y del dadaísmo en 1916. Apollinaire mantiene lazos de amistad con numerosos artistas como Picasso y Braque entre otros, y los defiende durante su recorrido artístico.

DUDAS SOBRE SU PADRE

La incertidumbre sobre la identidad de su padre, del que se decía que era un prelado llegándose incluso a barajar el nombre de un obispo monegasco dio lugar a que el propio Apollinaire propiciara los equívocos y fabulaciones, cuando está demostrado que el padre era un antiguo oficial del ejército del reino de Dos Sicilias, con el novelesco nombre de Constantino Camillo Flugi d’Aspermont, que en un no menos aventurado trance llegó a raptar de un convento a la madre del escritor. Ella tenía 21 años; el seductor, 44.

Tras el abandono del padre cuando Apollinaire tenía cinco años llevó a la madre a instalarse con los dos hijos habidos de aquella aventura romana en Mónaco. Se dice que en busca de un hermano del huido progenitor. Aunque la existencia del Casino de Montecarlo se baraja como un una explicación más plausible. De allí pasarían a Niza, y más tarde, cuando tiene diecinueve años, a París, la ciudad que marcaría su destino. Para entonces, Guillaume ya se ha empapado de la poesía simbolista y lleva nada menos que diez años escribiendo. Su madre prosigue su afición por la ruleta y las aventuras amorosas, empadronándose en la capital francesa con un nombre falso e inscribiendo a sus dos hijos como sobrinos.

La insolvencia familiar le hace buscarse la vida con diversos oficios fugaces, como el de negro literario de un autor de folletines, secretario en una oficina bursátil y preceptor de la hija de la vizcondesa de Milhau en el castillo que ésta tiene en Alemania. El resultado es que el futuro poeta se enamora de una joven inglesa, dama de compañía de la pupila de Apollinaire.

Puritana y asustadiza, rechazó el ardor de Guillaume, huyó a Londres, a donde el joven preceptor la seguiría para continuar el cortejo al que puso fin la definitiva fuga de la joven a Estados Unidos. Ese amor imposible y frustrado es el que convirtió al preceptor en poeta. La ausencia de la esquiva inglesa es la que nutre sus primeros poemas y la que nutre el que quizás sea el mejor poema de uno de sus mejores libros: ‘La canción del mal amado’, incluida en ‘Alcoholes’ (1913).

LA AVENTURA MODERNA

El regreso a París en 1902, con el corazón roto y la cabeza llena de versos, le puso en contacto con Picasso, con el que la afinidad y complicidad llegó al extremo de que en 1911 ambos serán detenidos durante unas horas al creerles partícipes del robo de la ‘Gioconda’ merced a los enredos del delictuoso secretario de Apollinaire, Géry Pieret, aficionado al robo de otras piezas menores en el Louvre, algunas de las cuales colocó astutamente a los dos amigos.

Pero esa historia es otra historia. No obstante, es posible que la mancha dejada en la biografía de Apollinaire por la acusación influyera en su decisión de alistarse voluntario en la guerra en la que sería herido y cuyo fin no llegaría a ver. Son los años de la eclosión del autor, que colabora en las principales revistas literarias, viaja por Alemania y el Imperio Austrohúngaro, se apasiona por la pintura fauve, se convierte en el teórico del cubismo, dirige la revista ‘Les soirées de Paris’, trabaja en bancos, se enamora de la pintora Marie Laurencin y de la opiómana Louise de Coligny-Châtillon y se compromete, ya en plena guerra, con Madeleine Pagès pero con quien se casará, por sorpresa y medio año antes de su muerte, es con Jacqueline Kolb.

Escribe numerosas críticas de arte y textos para catálogos de exposiciones, dicta conferencias, publica sus principales libros: ‘El Heresiarca y Compañía’, ‘Bestiario o El cortejo de Orfeo’, ‘El poeta asesinado’, ‘Alcoholes’, ‘Los pintores cubistas’, ‘Las tetas de Tiresias’, ‘Caligramas’.

INTENSA ACTIVIDAD

Son años de intensa actividad, en los que abarca todos los géneros, incluyendo un guión de cine nunca llevado a la pantalla y delirantes novelas pornográficas, con elementos que en la actualidad serían tildados como ‘gore’ como ‘Las once mil vergas’ y ‘Las aventuras de un joven Don Juan’.

Lo que queda de él es un espíritu de innovación que no se queda sólo en los experimentos visuales de sus caligramas sino que incluye una capacidad de melancolía, ternura y evocación inusuales en las vanguardias. La poesía cubista, y quién sabe si el triunfo del espíritu moderno, es fruto del trabajo inagotable de este autor que amó apasionadamente la vida y que murió demasiado pronto mientras la muchedumbre invocaba involuntariamente su muerte. Como si se tratara de una maldición, al año siguiente de Apollinaire moría el resto de su familia.

 LINEA DEL TIEMPO
 fuentes

http://es.wikipedia.org/wiki/Apollinaire

http://usuarios.lycos.es/encofratasparadise/caligramas.htm

http://agreda.blogspot.com/2006/05/guillaume-apollinaire-obras-esenciales.html

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/a/apollinaire.htm

http://lepisma.liblit.com/2005/12/25/guillaume-apollinaire-les-mamelles-de-tiresies-2/


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad