Auditoria De Las Bases De Datos

Auditoria De Las Bases De Datos

El control de los datos.

Una frase muy utilizada en informática viene a decir que “a un sistema al que se le proporcione basura a la entrada, nos dará basura a la salida”. El tratamiento automático de los datos ignora su significado y atiende tan sólo a su contenido y estructura. Ello implica que el control informático debe vigilar no sólo el valor de la información sino también su forma. El control de los datos a la entrada es fundamental y en la auditoría se examinará la forma en que se han establecido los programas de control de datos en las diferentes aplicaciones productivas, verificando que, estos programas permitan detectar:

Inverosimilitudes en los datos, con lo que se captan algunas posibilidades de error.

Errores en los indicativos que están aportando falsa información sobre un ítem erróneo o una falta de información sobre el verdadero. La mayoría de los métodos utilizados para este fin se basan en la utilización de una letra o dígito de control que se añade al dispositivo a depurar.

Errores en la zona de enunciado que, al no ser muy graves, en la mayoría de los casos puede no ser necesaria su detección por el excesivo coste de las redundancias necesarias para tal fin. El criterio del auditor dilucidará sobre la necesidad de este tipo de control.

Errores en campos de importe que por su naturaleza deben cuidarse sobremanera. Desgraciadamente, no existen procedimientos infalibles que estén exentos de rechazar datos que sí son correctos o que, por el contrario, permitan el paso a los incorrectos. Se pueden establecer test programados basándose en la experiencia previa y utilizando, por ejemplo, técnicas estadísticas, pero sin perder de vista en ningún momento la falibilidad de estos procedimientos.

Errores por pérdida de información. Estos fallos son más fáciles de detectar y prevenir, ya que por ejemplo se pueden programar la obligatoriedad de lleno de campos.


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad