Aspectos Juridicos Economico Moral Y Administrativo Salarios

Aspectos Juridicos Economico Moral Y Administrativo Salarios

El ASPECTO JURIDICO DEL SALARIO.

Es quizá uno de los básicos. La nueva LFT define en su Art. 82 “Salario es la retribución que debe pagar el patrón al trabajador por su trabajo” y el Art. 20 de la misma ley define la relación del trabajo como: “La prestación de un trabajo personal subordinado a una persona mediante el pago de un salario” define también el contrato individual de trabajo como: aquel que por virtud del cual una persona obliga a prestar a otra un trabajo personal subordinado, mediante el pago de un salario. aclara este mismo artículo que la “prestación de un trabajo a que se refiere el párrafo primero y el contrato celebrado, producen los mismos efectos”.

Por consiguiente, el concepto jurídico está esencialmente ligado al concepto de subordinación en el servicio que se presta.

Puede ocurrir también que las deducciones o gastos que el trabajador tiene que realizar, tales como sus pasajes para ir al sitio de trabajo, pagos de cuotas sindicales del seguro social etc…Jurídicamente no deben considerarse parte del salario, en tanto que desde el punto de vista administrativo, si deben tomarse en cuenta, porque pueden hacer más o menos atractiva la remuneración global. Podría citarse otros muchos casos de diferencias entre estos dos aspectos del salario.

EL ASPECTO ECONOMICO DEL SALARIO.

El trabajo, aunque no puede ser tratado como “una mera mercancía” porque es parte del esfuerzo de la persona humana, deja de estar sujeto a la ley “de la oferte y la demanda”, ya que reúne las características de bien, y de escasez: es, pues, un bien escaso.

¿entonces por que este esta sujeto a la oferta y la demanda?

“querámoslo o no, mientras subsista el contrato de salariado deberá darse el mercado de trabajo. No hay contrato sin mercado”.

Todos sabemos que el obrero es una persona, que ni se vende ni se compra. Pero al mismo tiempo estamos viendo cada día, como todos los trabajadores dependientes alquilan por un precio su fuerza de trabajo. Y añadimos más. Si se de un mercado y se ventila un precio, querámoslo o no deberán regir su determinación las leyes de la demanda y de la oferta.

“Es inútil, y aun nocivo, el empeñarse en desmentir la realidad por puro capricho. Es mejor guiarse por el principio de que no puede existir oposición entre la verdadera Economía y la moral: reconocer que no hay fines Económicos, sino problemas Económicos relacionados con la consecución de fines humanos; y admitir que la Economía está dominada, pero no suprimida por la Ética”.

“En el punto que al presente nos ocupa, mejor es reconocer lealmente el imperio de la Oferta y la Demanda, y Tratar tan solo de hacer la verdadera Economía Investigando más profundamente cuales son sus reportes, a fin de poder accionarlos a voluntad en la prosecución de los fines que la dignidad de la persona humana, a través de la Ética, impone a la Economía.

ASPECTO ADMINISTRATIVO DEL SALARIO.

Desde el punto de vista de la Administración de cosas. El salario aun jurídicamente, y con mayor razón administrativamente, está constituido por una serie de elementos. La forma de combinara estos elementos, condicionara que unos no destruyan a los otros, ni los otros actúen independientemente de los otros antes al contrario ambos se apoyen.

Desde el punto de vista de la Administración de Personas. Aunque el salario no es el único interés del trabajador, con todo, constituye una de las mejores formas de estimular su cooperación. Pude ser, por el contrario, uno de los elementos que mas estorben a esa cooperación si no está bien administrado.

De ahí la importancia de la Administración de sueldos y salarios. De ella puede depender, en su mayor parte, la actitud, la cooperación del personal y aun el estado de las relaciones obrero – patronales.

ASPECTO MORAL DEL SALARIO.

El aspecto moral del salario quizás pueda ser el más controversial, pues no se dejara al lado, el bien estar del hombre y su desarrollo. No debiera serlo pues se supone que el mismo deberá satisfacer las mínimas necesidades de quien obtiene este por su labor.

El salario es una prestación procedente de un contrato y constituye la contraprestación de algo que se dio a cambio de el: el servicio. Por ello está regido por la justicia.

Sin pretender entrar a hacer el análisis fisiológico o jurídico completo de este concepto adoptaremos por su tradición clásica definición de Ulpiano:”La justicia es la voluntas perpetua y constante de dar a cada quien su derecho”

Otro autor “es la voluntad perpetua de dar a cada quien lo que le corresponde por derecho de conciencia.”

Y hablar de “voluntad perpetua y constante”, nos estamos refiriendo a una virtud. Esta en efecto es “un habito moral para cierta especie de acciones buenas”como un vicio es “el habito para ciertas acciones moralmente malas”, cada virtud (de vis, fuerza) nos da facilidad, perfección y seguridad en cierto tipo de acciones que necesitamos realizar en nuestra vida, en relación con la moral.

Para comentar la definición de Ulpiano analizaremos los cuatro aspectos que se señalan como esenciales en la justicia.;

a) Alteridad.- alter significa “el otro”, algo distinto al yo. La alteridad implica, por lo tanto, que la justicia debe realizarse necesariamente entre dos o más personas.

b) Objetividad. .- esta característica implica que, el se satisfaga la justicia o se la viole, no depende, como en otras virtudes, de la mera voluntad, sino que se exige la entrega virtual o real, de la cosa a la qué alguien obtiene derecho como lo suyo.

En razón de la objetividad se impone la restitución. Aquello a lo que la persona tiene derecho como algo suyo, debe serle entregado o restituirlo por aquel que sin derecho posee tal bien. Mientras ello no se haga, la virtud de la justicia no está satisfecha o cumplida.

c) Igualdad. La justicia es una virtud que busca la igualdad: cuando yo tengo algo ajeno, hay desigualdad con el dueño de la cosa que injustamente poseo: el dueño tiene lo suyo menos algo yo tengo lo mío más algo que no lo es: la justicia tiende a restablecer la igualdad: cada quien tiene lo suyo por eso Aristóteles la llamo “To Isoon” “ Loigual”.

d) Juridicidad. Esta ultima característica de la justicia, implica que para que se trate de una obligación de justicia tiene que existir un derecho (Jus) perfecto por parte de alguien, para exigir dicha obligación.


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad