Analisis E Integracion De Costos

Analisis E Integracion De Costos

La planeación implica la selección de un objetivo de la organización para el logro de la maximización del valor del negocio y la proyección de los medios para alcanzar ese objetivo. Se hace hincapié en la importancia de un pronóstico de ventas adecuado porque el plan maestro general está construido según niveles de volumen estudiados.

Pero qué pasa si las ventas planeadas no se logran.

Cuál será el impacto de los diversos volúmenes de ventas en la utilidad neta sobre las necesidades financieras? Más aún, suponga cambios en los costos.

Esto también puede afectar a la utilidad neta. Los gerentes deben conocer cómo se comporta una variedad de elementos a medida que el volumen de ventas se amplía o se contrae.

El estudio de las interrelaciones de las ventas, los costos y la utilidad neta se llama frecuentemente análisis de costo-volumen-utilidad.

El análisis del costo-volumen-utilidad suministra antecedentes para llamar la atención y para resolver problemas en la toma de decisiones planeadas importantes, tales como la selección de canales de distribución, la asignación de precios, las promociones especiales, y la contratación de personal.

El análisis de costo-volumen-utilidad ayuda a llamar la atención de la dirección gerencial a problemas importantes y facilita el camino para la solución de ellos.

Costos por Unidad y Costos Totales

La división del costo total por el número de veces que se utilice (en términos de unidad de actividad o volumen) produce el costo unitario. Generalmente, los costos unitarios debieran expresarse en términos más significativos para las personas que son responsables de incurrir en esos costos.

La unidad no es siempre un producto físico; la unidad (es decir, la base de la fracción) debiera ser la estadística definible de volumen o actividad que está más íntimamente relacionada con el comportamiento del costo.

La base, o unidad, diferirá: puede ser el número de entradas a un teatro, las horas de mano de obra trabajadas en un departamento de ensamble o las ventas en pesos de una tienda de abarrotes.

Costos Variables

Los costos variables son uniformes por unidad, pero su total fluctúa en proporción directa al total de la actividad o volumen relativo, en otras palabras; son aquéllos que se modifican en relación directamente proporcional al nivel de producción.

Los costos variables más comunes son: materias primas, comisiones sobre ventas, mano de obra directa, energía y combustibles de producción, fletes, etc. Si Watkins Products pagó a sus vendedores de puerta en puerta un 40% íntegro de comisión entonces el costo total de las comisiones por ventas sería el 40% de las ventas en dólares; Si una tienda de jardinería compra bolsas de productos químicos para destruir mala hierba a razón de $2.00 cada una, entonces el costo total del producto debiera ser $2.00 por el número de bolsas.

Éstos son costos variables, varían en forma directa con el nivel de la producción.

Costos Fijos

Son aquellos que permanecen constantes, independientemente del nivel de producción existente. Un costo fijo, no cambia en su total pero se vuelve progresivamente menor sobre una base por unidad a medida que crece el volumen. Lo esencial es que los costos fijos no varían con los cambios en volumen.

Se les conoce también como costos estructurales, pues son los necesarios para darle forma a una estructura dada de nivel de producción y operatividad, de la empresa, previamente determinada.

Estos costos incluyen: renta, depreciación en línea recta, sueldos administrativos, impuestos sobre la propiedad, teléfono, etc.

Si un fabricante de radios portátiles renta una fábrica por $100,000.00 al año, entonces el costo unitario de renta aplicable a cada radio dependerá del número total de radios producidos. Si se producen 100,000 radios, el costo por unidad será de $1.00; si se producen 50,000 radios el costo será $2.00. Este es un ejemplo de costo fijo.

Comparación de Costos Variables y Fijos

La peculiaridad de “variable” o “fija” de los costos se relaciona con el importe total y no con su importe por unidad. Un costo variable es constante por unidad, y su importe total cambia proporcionalmente con los cambios en la actividad o el volumen.

Un costo fijo, sobre una base por unidad, varía inversamente con la actividad o con los cambios de volumen, pero es constante en su importe.


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad