Ambiental

Ambiental

Las investigaciones deben estar fundamentadas con los programas oficiales de los Institutos Tecnológicos, Universidades o cualquier entidad educativa; no se puede hacer una investigación a espaldas de la realidad…. de igual forma no se puede evaluar a espaldas del proyecto de investigación hacerlo va en contra de la objetividad y la ética del Instituto. La responsabilidad, es algo muy digno de tomarse en cuenta siempre que se va a realizar un estudio.

Los concepto que debería formar parte de este punto son en extremo extensos. También lo son elusivos. Tienen que ver simultáneamente con la sociedad, la cultura, la civilización, la filosofía, la ética, la moral, la religión y la ciencia obviamente. Todo a la vez. En sí, se podría decir que este tema resume en casi todo lo que es el drama del hombre actual, su historia, su evolución y su futuro.

Como es lógico suponer, nuestra intención es entresacar de dentro de ese conglomerado de estudios, algunos ejemplos que sirvan para representar la esencia del problema, y ubicar al investigador dentro de su campo de responsabilidad social.

Max Born, científico alemán de destacadísima posición después de la segunda guerra mundial, decía que el condenaba el crimen de la bomba atómica, porque simplemente fue un crimen, pero que no podía llamar criminales a los científicos que la hicieron posible. Dentro del drama se preguntaba si la criatura llamada átomo, que dio lugar a la creación de ese artefacto y la consecuente destrucción de Hiroshima y Nagasaki, no pudo haber sido previsto que crecería por encima de nuestras cabezas y se convertiría en amenaza a nuestra propia existencia. Pero simultáneamente reconocía que el potencial de esa tecnología utilizada de otra forma, por ejemplo en medicina podría constituir una bendición para la humanidad y por lo tanto tenía que seguir siendo desarrollada.

Actualmente el líder de la iglesia católica, el Papa Juan Pablo II, se ha revelado contra la ingeniería genética. Esta ciencia nos promete poder cambiar todos los “sagrados” designios sobre la vida y la muerte de los humanos, en toda especie viva y más adelante en las ya extintas. Cincuenta años más tarde se reproduce de igual manera el drama con el descubrimiento en Alemania de la tecnología que permitía fisionar el átomo. Todo dependerá de uso que los no científicos, los líderes políticos, sociales y religiosos hagan de estos conocimientos.

El campo de la ética.

La ética se refiere a la conducta que el hombre asume frente a las normas que impone la sociedad, entre ellas las de carácter moral. Se deriva de la palabra griega ethos, que se entiende por “carácter” o “modo de ser”. Visto así el término, no indicaría que mientras el individuo que hace ciencia se mantiene dentro de los límites, que en términos legales y morales establece la sociedad, su trabajo científico, sin importar sobre que área del conocimiento se está llevando a cabo, es perfectamente ético. El científico debe tener, al igual que cualquier otro ciudadano la suficiente templanza para someterse a la autoridad del gobierno de la sociedad. Es justo no interferir con el trabajo del científico mientras éste no afecte el resto de la sociedad. No puede el científico pensar en el bien para hacer ciencia, porque el concepto no pertenece al campo de la ciencia. El científico produce conocimientos que pone luego en manos de la sociedad que supuestamente posee gobiernos justos y sabios.

Conflicto entre ciencia y sociedad.

La actividad del científico está dirigida al proceso de obtención de nuevos conocimientos, bien por la vía de los descubrimientos o por la vía de la inferencia teórica. El aspecto relativo a la aplicación de estos conocimientos no siempre es necesario considerarlo como importante.

Al científico le interesa responderse preguntas y no tanto que hacer con la respuesta. Newton se preguntó en el siglo XVII qué es la luz, trabajó intensamente en ello y no fue hasta el siglo XX, con la aparición de la teoría cuántica, cuando en realidad se consiguió la respuesta acerca de su naturaleza. Pero su aplicación se debió más a la curiosidad de un científico como lo fue Tomás Alba Edison, que creó la bombilla eléctrica y alteró la oscuridad de las noches, acabó con los fantasmas y cambió para siempre las costumbres.

En cambio, las sociedades, sobre todo las occidentales, aún reconociendo la importancia que reviste la obtención de nuevos conocimientos, por su parte tratan de mantener sus costumbres asentadas en normas y principio filosóficos, éticos, morales y religiosos a los que considera como factores fundamentales para el mantenimiento del orden social.

Kinsley Davis, en su obra La sociedad humana lo dice. “la sociedad humana es única porque depende de la cultura” Finalmente, se trata de un equilibrio muy precario que se trata de mantener dentro de la dinámica del cambio que experimenta, tanto el soporte cultural de la sociedad como producto de la llegada de nuevos conocimientos, y los cambios en la ciencia que estos mismos cambios sociales producen y los afectan. Importancia.

La ciencia es una actividad de carácter social que cada vez toma mayor importancia, porque está marcando las más notables diferencias entre las naciones de nuestro planeta.

Esta evolución ha ido acelerándose exponencialmente desde los maravillosos inventos de Leonardo Da Vinci, siglo XV hasta nuestros días, en los cuales, hemos comenzado a poner los primero peldaños de la escalera que nos llevará a crear nuevas civilizaciones en otros planetas. Los choques de la ciencia producidos por la irrupción de descubrimientos con las costumbres de los pueblos, les altera la inercia que caracteriza a los hábitos y tradiciones de vida de los pueblos que cambian con mayor lentitud.

Dependiendo de cuan fuerte sea este impacto, los cambios son más rápidos y profundos en el epicentro donde éstos se producen y más lentos, lógicamente, en la periferia donde su onda expansiva tarda más en llegar.

La ciencia es un sistema dinámico pero no determinístico, con esto queremos decir, que no podemos calcular con exactitud en que posición precisa dentro de las coordenadas tempo-espaciales nos encontraremos en términos evolutivos en un momento futuro, y además, que la relación que se establece entre la ciencia y la sociedad es recíproca, alterándose sus resultados en función de los cambios que se producen dentro de los elementos que constituyen el sistema, igual a como sucede con el clima. La ciencia altera a la sociedad y esta luego altera el curso de la ciencia, de esta manera se reproduce el ciclo infinitamente.

El descubrimiento y manejo de la energía que se produce como resultado de la concentración del vapor, dio origen a la revolución industrial en la inglaterra del siglo XVII, cambió la relaciones sociales de producción y dio origen al sistema capitalista.

La comprensión de esta energía (muy ineficiente), sin embargo, dio lugar a que apareciera la locomotora, motor de los ferrocarriles.

Algunas naciones como Rusia a principios del siglo XX, calcularon que si utilizaban este invento para unir al país, vaciar las ciudades súper congestionadas y repoblar zonas deshabitadas podrían reducir las tensiones sociales que amenazaba la monarquía, el resultado fue lo contrario, la revolución fue la que utilizó este medio y derrocó a la monarquía.

Gahndí consideraba a los ferrocarriles que los ingleses construían a todo lo largo de la India como amenazas a las costumbre y propugnaba por mantener los sistemas de caminos tradicionales. De no haber sido muerto 6 meses después de tomar las riendas del gobierno de su país, probablemente esta oposición a los ferrocarriles habría cambiado la historia que hay conocemos de esa nación.

¿Hacia dónde vamos?

El imperio de la técnica sobre la sociedad humana y su piso, la cultura, aumentará cada vez más. Los países industrializados con tecnología actualizada dependen para conservar y aumentar los altos estándares de vida, de la producción de nuevos conocimientos, su rápida aplicación y además, crear las condiciones socio económicas para que se manifieste el consumo de los bienes y servicios producidos.

Dentro de ese ciclo se regenera y aumentan los fondos requeridos para producir más conocimientos. Este ciclo se reproduce indefinidamente. Por eso se dice, que vivimos la era del conocimiento, porque nunca antes había sido tan clara la relación de dependencia entre conocimiento humano y progreso social.

En este tipo de país con industrialización moderna, la aparición continua de nuevas tecnologías que alteran las relaciones de producción provocan un reacomodo en todo el resto de los sistemas, sobre todo en el cultural. Veamos un ejemplo. La robótica, síntesis de la cibernética-mecánica, ha provocado la desaparición de millares de puesto de ensambladores en fábricas de producción continua como es, por ejemplo, la automotriz, parte de este personal debe trasladarse a otras áreas de trabajo, algunos quedan desempleados y no logran reinsertarse, pero a su vez, la industria que fabrica los robots, está demandando nuevo personal más calificado que el que han desechado las ensambladoras usuarias de esta tecnología.

Los países altamente industrializado han logrado mantener un balance cercano a cero con períodos breves de desajuste. A principios del siglo XXI, el desempleo en USA, alcanzaba 4%, cifra esta considerada como representativa de un nivel de pleno empleo.

En cambio, en los países subdesarrollados en términos científico tecnológico, o subcientíficos como también se suele llamàrseles, la incorporación de modernas tecnologías foráneas para garantizar la competitividad en el mercado es devastador. Genera desempleo con su secuela de problemas sociales. Más no es posible que las empresas no se modernicen y pretendan seguir viviendo indefinidamente, la alternativa es la misma para todo el mundo, reconocer en que área existen ventajas comparativas y abocares a desarrollar la vida social en torno al máximo desarrollo de estas actividades.

IMPACTI TECNOLOGICO.

—IMPACTO TECNOLOGICO. Podemos definir tecnología como el conjunto de reglas instrumentales que prescriben un rumbo racional de actuación para lograr una meta previamente determinada y que debe evaluarse en función de su utilidad y de su eficacia practica.

La tecnología es creada por el hombre con el fin de satisfacer una necesidad, esta necesidad es la causa de la evolución de la tecnología. La tecnología se encuentra en una constante evolución y los objetos que no se adaptan simplemente desaparecen, es decir, a medida que las necesidades son mayores o digamos más complicadas se necesita crear un objeto que pueda llenar el vació, el cual llega a reemplazar el anterior.

Algunos autores sostienen que el avance de la tecnología es debido a mentes privilegiadas, de genios inventores que no le deben mucho o nada a la historia. La tecnología tiene antecedentes que pueden resultar tan antiguos como la humanidad misma. Aunque los antecedentes de la tecnología se consideran mas bien como técnicas, basadas en la experiencia.

Se dice que vivimos en una era tecnológica. Se imputa a la tecnología el crecimiento económico sin precedentes de los países industrializados y el aumento consiguiente de la riqueza material. La tecnología no es un hecho aislado en la civilización actual, sino que está presente en la sociedad.

Como ya mencioné anteriormente la tecnología es para satisfacer necesidades y aquellos que no satisfacen las diversas necesidades, adaptándose a las condiciones de la naturaleza simplemente tendrán por suerte la desaparición.

Muchos consideran que de continuar los avances tecnológicos con el ritmo que lleva, podrían llevar a la destrucción de lo que conocemos como el planeta tierra. Pero a mi entender la tecnología tiene poder suficiente para crear un gran caos, pero todo depende de la forma en que se utilice.

La tecnología ha tenido un gran auge y desarrollo, y continuará teniéndolo, pero al menos que caiga en malas manos, no creo que debamos temer, porque mientras esto no suceda lo que creo que es muy difícil estaremos a salvo.


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad