Activo Liquido

Activo Liquido

El activo líquido o circulante o activo corriente corresponde a un activo que se puede vender rápidamente a un precio predecible, con poco costo o molestia.

Lo constituyen aquellos grupos de cuentas que representan bienes y derechos, fácil de convertirse en dinero o de consumirse en el próximo ciclo normal de operaciones de las empresas. Como ejemplo: Caja, banco, moneda extranjera, inversiones temporales en acciones o moneda extranjera, cuentas por cobrar, inventario de mercancía, pagos anticipados.

Activo circulante

De Wikipedia, la enciclopedia libre

El activo corriente, también denominado activo circulante, es aquel activo líquido a la fecha de cierre del ejercicio, o convertible en dinero dentro de los doce meses. Además, se consideran corrientes a aquellos activos aplicados para la cancelación de un pasivo corriente, o que evitan erogaciones durante el ejercicio. Son componentes de activo corriente las existencias, los deudores comerciales y otras cuentas a cobrar, las inversiones financieras a corto plazo y la tesorería.1 Cuentas de activo circulante

    Caja.
    Bancos.
    Inversiones temporales.
    Clientes.
    Estimación de cuentas incobrables.
    Documentos por cobrar.
    Deudores diversos.
    Almacén, mercancías o inventarios.
    Anticipo a proveedores.
    Intereses pagados por anticipado.
    Papelería y útiles pagados por anticipado.
    Propaganda y publicidad pagada por anticipado.
    Rentas pagadas por anticipado.
    Primas de seguros y fianzas pagadas por anticipado.
    I.V.A. acreditable.
    I.V.A. por acreditar.
    I.V.A. a favor.
    Almacén.
    Filiales.

Obtenido de «https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Activo_circulante&oldid=91763621»


Mis sitios nuevos:
Emprendedores
Politica de Privacidad